default logo

Las escuelas que cambian el mundo

Si en el buscador de Google tecleas ‘crisis educativa’, aparecen más de un millón de resultados. Se habla de ello en casi todos los países del mundo, y ya son muchos los lugares en los que se están implementando cambios para revolucionar el sistema educativo y dejar los métodos obsoletos en el pasado. ¿Qué es lo que sucede ahora en las aulas, y qué es lo que queremos cambiar? Este vídeo, que se ha viralizado recientemente, muestra a la perfección por qué la educación del futuro no es una utopía, sino una necesidad.

Así pues, ¿qué podemos hacer para cambiar las cosas? Por suerte, no hace falta ir muy lejos para buscar inspiración y modelos a imitar. Finlandia no es el único país que está haciendo las cosas bien, ya que tenemos escuelas en nuestra casa que ya están cambiando el mundo. Esto es lo que nos cuenta César Bona, maestro nominado al Teacher Global Prize, con una gran capacidad de conectar con los alumnos y merecedor de dos premios del Ministerio de Educación por estimular la creatividad de sus alumnos. Después de la publicación de La nueva educación, Bona se adentra en siete Escuelas Changemaker de la fundación Ashoka para relatarnos cómo, si tanto el equipo de dirección como los maestros unen sus esfuerzos, pueden salir cosas maravillosas de las aulas.

frases cesar bona 10

¿Qué nos cuenta este libro? Ejemplos de escuelas reales que han implementado cambios significativos. Cambios que han beneficiado tanto al equipo docente como a los alumnos, que han permitido mejorar los resultados académicos y que los niños vayan contentos a clase.

Por ejemplo, el libro empieza hablando de la escuela Amara Berri, designada Centro de Innovación Pedagógica, y cuyo modelo ha sido implantado en diversos centros del País Vasco. Lo mágico de sus clases: el juego, intrínseco en el método de enseñanza y basado en situaciones cotidianas. Éste permite que los alumnos desarrollen su potencial en un ambiente armónico y adecuado según las distintas etapas de aprendizaje. Un ejemplo: una clase de niños de 5 años, dividida en 4 grupos. Hay la zona de teatro, de tienda, de plástica y de letras, donde se empieza el proceso lecto-escritor. Y una zona de casa, “donde pasan todos los alumnos”, que sirve para comunicarse con la tienda, contar el dinero que se tiene, ir a comprar, hacer cuentas y mucho más. En definitiva, donde los alumnos ponen en práctica las matemáticas “reales”, tal como dice César Bona, y no conceptos abstractos que no tienen relación alguna con su vida y que, en cierto modo, tampoco les interesaría.

Para ver que estos cambios no son factibles únicamente en Infantil o Primaria, otra de las escuelas que visita César Bona es un instituto de Sils que rompe los esquemas y hace que los adolescentes sean “agentes de cambio”. ¿Cómo? Con servicios a la comunidad y, además, con sesiones de tutoría en las que se fomentan los valores, el desarrollo de la personalidad, la gestión de emociones y mucho más. Otra prueba más de que nada es imposible, si hay los recursos y las ganas de hacerlo.

 

Las escuelas que cambian el mundo es un soplo de esperanza y una fuente de inspiración. Es la muestra de que los cambios son reales, y de que hay escuelas que están facilitando a los alumnos las herramientas necesarias para convertirse en personas competentes en la sociedad, empáticas, íntegras, capaces de trabajar en equipo y solventar problemas. Escuelas que han roto con los estereotipos del fracaso escolar, han dejado de culpar a los alumnos, y han apostado por el cambio en el sistema y los docentes.

Read More

Leave a Reply

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.